viernes, 11 de octubre de 2013

Pasitos de Caracol

Así ha transcurrido la semana, pequeños pasos en el camino.
Las mañanas se llevan toda la carga de trabajo y las tardes son para el papá y pseudo amo de casa.
Como las tardes pertenecen al ámbito familiar, voy a pasar al desarrollo de las mañanas, que comienzan una vez que los pequeños de la casa se quedan en sus respectivos centros educativos, centros que dentro de poco, si nadie pone una solución sobre la mesa, comenzarán con los programas LOMCE, o traducido al castellano mundano, otra cagada del ministerio de educación y cultura.
A este ministerio tan bien dirigido por el señor Wert, bajo la atenta mirada de otros señor, Montoro, deberían cambiarle ya el nombre. Desde mi punto de vista le vendría mejor el de ministerio de pastoreo y postureo, y es que siguiendo la moda de todos los gobiernos, tanto en democracia como durante los años oscuros del señor bajito con bigote, parece que la educación y la cultura les gusta ir mareandola a su antojo, nuevo gobierno, nueva ley de educación y mientras tanto, los estudiantes condenados a llevar biodraminas en la mochila, la sensación de mareo debe de ser interesante.
Las materias cada vez más condensadas y peor desarrolladas, los docentes, muchos de ellos sin vocación, fomentando el fracaso escolar y los textos llegados desde las editoriales, peores de contenidos y cada día más caros.
Puede que los brotes verdes de los que hablan, sean esos billetes que desaparecen de los bolsillos de los ciudadanos y crecen el los de esos ricos cada vez más ricos, pero la realidad es que tendremos un futuro lleno de grandes especialistas en apretar botones sin cuestionarse para que sirven, futuros católicos de pro, y también, mendigos perseguidos por las fuerzas del orden y multados por cometer el horrible delito de... Querer comer cada día y poder sacar a sus familias adelante, eso si, la ciudad de Madrid, recaudara un montón a costa de los que no tienen un techo donde poder vivir, pero que pueden disfrutar de miles de instalaciones deportivas sin usar, gracias a las tontimpiadas del señorito Gallardon y la reina del relaxing cup of café con leche, la siempre estilosa, Ana Botella, señora de Aznar, amigo de Correa, tutor de Mariano, ese valiente plasmatico, que no pragmático, que nos habla desde Japón.
Pero yo soy un simple cómico educado en tiempos de la E.G.B, anterior a la LOGSE y además ateo confeso y anormal.

No hay comentarios: