jueves, 4 de junio de 2015

Coruña o descubrir

Esperando pegada a la pared derecha de  la estación, envuelta en una deliciosa y ondulada ensalada negra y con una sonrisa capaz de fundir diamante estaba ella, mujer de larga figura.
Dulce, amable y quizá de las personaa mas empaticas y buenas que me he topado en mi senda, me conduce y muestra una ciudad desconocida completamente para mi, un puzzle de cantones que nunca he sabido recomponer, puede que esto sea lo que mas me guste de esta ciudad a la que,últimamente  visito tanto, Coruña, una desconocida a tan solo 200km de Vigo, llana y modernista, diferente y algo menos caotica que mi ciudad de origen.
Al final del día me espera La Tuerka27, el doctor Fleming absorto en sus antibioticos no ha conseguido una cura eficaz para la incultura y la ignorancia, así pues, aguarda el ultimo aliento con la cabeza alta, con la dignidad del reo que, sabiendose condenado sin remedio e inocente de los cargos, camina hacia  el patibulo, nos despedimos todos, lo hacemos cual Moliere, y dejamos atras la puerta roja.
Ultimo finalista del concurso de Monologos de La Tuerka27, gracias tuerkeros!!!

martes, 2 de junio de 2015

El oficio del beneficio

Arranca el día, café, libreta y a estudiar, lejos de la monotonía pero sin perder la rutina habitual de trabajo, así discurre uno de tantos días para los que, cual quijotes, tratamos de vivir, sobrevivir o malvivir de esta profesión que nos tiene hipnotizados, aprendemos el oficio todos los días y lejos de amedrentarnos ante las plateas vacías, nos obligamos a preparar siempre la siguiente función.

Salvo raras excepciones, ninguno de nosotros viajaremos en business o compartiremos asiento trasero en una limusina, el glamour que nos muestran en las galas o en las fiestas donde lo mas granado de la escena luce palmito con sus trajes vestidos y complementos usufructuados para regocijo  de las marcas que se los han prestado, viajamos en tren, autobús o en desvencijados coches, eso si, al igual que ellos, también prestados, en el maletero la escasa escenografía, el parco vestuario y al volante, grandes dosis de ilusión, trabajo y talento, mezclados con el motor principal, es amor y la pasión que todos y cada uno de nosotros le ponemos a todo aquello que hacemos.

Y como consecuencia de todo esto, compartimos sinsabores y aplausos con nuestros compañeros de profesión, y también, por que no decirlo, nos ayudamos cuando podemos, o eso al menos es lo que deberíamos hacer, en ocasiones puede que compartir promocionar o comentar el trabajo de nuestros compañeros es mucho más de lo pensamos que podemos hacer, no somos competencia entre nosotros, por que, si lo planteamos de manera inteligente, sumar es siempre importante y, lo cierto es que tenemos la fortuna de poder aprender cada día unos de otros, tanto lo bueno como lo malo, estamos en un proceso de constante aprendizaje, la vida es el mayor teatro del
 mundo y no aprovecharlo nos convierte en grandes idiotas.

Cada escenario que pisamos, cada contacto que compartimos y cada vez que ayudamos a un compañero, aprendemos, mejoramos y obtenemos una serie de beneficios que, lejos de engordar nuestras cuentas corrientes o llenar nuestras neveras, nos convierten en mejores actores, personas y profesionales.

Viva el teatro por dentro!!